829-547-0135 hola@ibanonline.com

¡Memes! ¡Viajes! ¡Relaciones! ¡Videos ridículos!  Sí, son los temas favoritos de nuestras redes sociales. Nos encantan, los compartimos y sentimos quizás que podemos ser nosotros mismos o incluso, ser más cool… pero, ¿nuestro futuro jefe diría lo mismo si revisa lo que publicamos? Tal vez encontraría muchos intereses en común con nosotros o pondría nuestro CV en la lista de “nunca, jamás, ni en el peor de los casos”.

En los últimos años las formas de buscar trabajo han atravesado algunos cambios que, en su mayoría, son gracias a la tecnología. Entre estos cambios está el hecho de publicar nuestro trabajo en páginas webs y portafolios en línea o enviar nuestro curriculum vitae por correo electrónico. Y, por supuesto, enterarnos de vacantes por medio de redes sociales como Facebook, Instagram o LinkedIn.

Pero, si ha cambiado tanto para nosotros a la hora de buscar empleo también lo ha hecho para los managers y seleccionadores de personal, que ahora revisan, entre muchas cosas, tu perfil de redes sociales. Y del mismo modo en que la envoltura de un producto puede gustarnos o hacer que lo devolvamos al estante, así funciona tu foto de perfil y lo que publicas para que causes una buena impresión o  manden tu CV a la papelera.

Y es que en esta época, las redes sociales se han convertido en una cara, en una antesala para conocernos. Son evidencia, en gran parte de nuestro tipo de vida, nuestro pensar y nuestra forma de ser (aunque obviamente no se puede generalizar, porque hay gente que comparte poco o solo las utiliza para enterarse, entretenerse y mantener cierto contacto con seres lejanos).

 

¿Las empresas realmente revisan nuestras redes sociales?

Sí. Así lo confirma el IV Informe de Infoempleo y Adecco realizado el año pasado, donde el 87% de las empresas en España reconoce utilizar las redes sociales para reclutar talento y consultar la actividad de sus candidatos antes de contratarles. En Estados Unidos, CareerBuilder’s también hizo una encuesta el año pasado a 2.000 gerentes de contratación y profesionales de recursos humanos, donde el 60% reveló que utilizan sitios de redes sociales para investigar candidatos.

 

Justine Sacco Tweet. Importancia de tu perfil en las redes sociales. Buscar trabajo. Redes. iBAN ONLINE. IBAN LATAM. Empleo.

 

Además, las empresas también revisan las redes sociales para supervisar sus actuales empleados. Podemos destacar el caso de Justine Sacco, una ejecutiva de InterActiveCorp (IAC), que justo antes de abordar un vuelo de 12 horas tuiteó: “Voy a África. Espero que no me contagie de SIDA. Es broma. ¡Soy blanca!”.

Cuando aterrizó, su tweet ya le había dado la vuelta al mundo, se hizo tendencia y poco tiempo después fue despedida tras un informe de la compañía diciendo que se avergonzaba de su comportamiento y falta de valores.  Sí, Justine Sacco se hizo famosa y no de buena manera, ¡por un tweet!

Así que ¡OJO! No es solo tener un buen perfil para buscar trabajo, si no mantenerlo como un buen profesional. Podrás decir que tu vida personal y la laboral no tienen relación alguna y tu empresa no debe “meterse” en estos asuntos. Pero así como a Sacco, en algún punto estas vidas se juntan y pueden causar problemas de imagen a tu empresa que no arriesgarán por ti.

 

Redes Sociales. RRSS. Recursos Humanos. Empleo. Trabajo. iBAN ONLINE. iBAN LATAM

¿Qué rechazan los reclutadores de las redes sociales?

La encuesta realizada por Careerbuilder.com mostró que casi la mitad de todos los empleadores rechazan los perfiles que incluyen fotos provocativas, pruebas de consumo de drogas o alcohol, mensajes negativos sobre antiguas empresas, empleadores  o compañeros de trabajo y publicaciones o comentarios que puedan ser interpretados como racistas, insensibles sexistas o discriminatorios.

 

Redes Sociales. RRSS. Recursos Humanos. Empleo. Trabajo. iBAN ONLINE. iBAN LATAM

 

¡No hemos terminado! En la segunda parte de este artículo vamos a hablar de cómo cuidar tu perfil en las redes sociales, no solo para que tengas la balanza entre diversión y profesionalidad, si no también, para que cuides de ti mismo.