829-547-0135 hola@ibanonline.com

El férreo avance de las llamadas “fintech”, compañías de tecnología financiera, le sacan mercado a los bancos en áreas de crecimiento rentable, como préstamos y pagos.

Los bancos europeos y estadounidenses eliminarán otro 1,7 millón de puestos de trabajo en la próxima década debido a que las compañías de tecnología financiera o “fintech” están acechando sus áreas de crecimiento rentable, como los préstamos y pagos, según predice un nuevo informe de Citigroup.

El informe de 108 páginas de Citi hace un análisis de las áreas donde las compañías de fintech están desplegando sus recursos, de cuánto negocios han ganado ya las compañías y de las consecuencias para la industria de la banca tradicional.

Los recortes de empleo equivalentes a más del 30% del personal que los bancos emplean actualmente se suman a los 730.000 empleos que, según indica Citi, los bancos estadounidenses y europeos ya han eliminado de sus niveles máximos de plantilla.

“Obviamente las mayores reducciones de empleo ocurrirán en los países que han atravesado una crisis o que tienen un gran dominio de la tecnología”, dijo Ronit Ghose, uno de los autores del informe.

El catalizador de los despidos tiene dos partes. Uno factor son las nuevas tecnologías que les permiten a los bancos hacer más operaciones online y menos en las sucursales. El otro es la obligación financiera que tienen los bancos de ser más austeros, pues tienen que lidiar con una arremetida de nuevos competidores en sus nichos más rentables.

La investigación de Citi reveló que los préstamos se destacaron como un campo de batalla clave, ya que representan el 46% de los u$s 19.000 millones en financiamiento privado que se le inyectaron a la tecnología financiera durante los últimos seis años. La siguiente área de mayor importancia fueron los pagos, que representan el 23% de la inversión en el sector fintech.

Tanto los préstamos como los pagos son actividades lucrativas para los bancos, y perder participación de mercado es particularmente doloroso cuando las tasas de interés bajas afectan la rentabilidad de los bancos y la reducida demanda de préstamos les ha casi impedido aumentar los ingresos.

“Hasta ahora la mayor parte del valor de mercado de la tecnología financiera ha sido creado por las compañías que están integradas al aún relativamente nuevo ecosistema del comercio electrónico”, señaló el informe. “Para los bancos en muchos países, ésta es una oportunidad perdida más que una pérdida de ingresos existentes”.

Proteger los préstamos es más importante, puesto que los bancos que Citi analiza obtienen el 56% de sus ganancias otorgando créditos (en comparación con solamente el 7% que generan con los pagos). Citi señaló que, a pesar de la relativamente alta inversión de la tecnología financiera en los préstamos, la magnitud sigue siendo algo pequeña.

Los préstamos entre particulares –donde plataformas como Funding Club y Lending Circle facilitan el préstamo de inversores a compañías e individuos– representaron solamente el 1% de los préstamos globales, dijo Citi.

Greg Baxter, jefe global de estrategia digital de Citi, dijo que las tendencias en Europa Occidental y EE.UU. eran muy diferentes a las de Asia. En EE.UU., los nuevos modelos de negocio habían desplazado sólo un 2% ó 3% de los ingresos de la banca minorista estadounidense, y un porcentaje aún menor de la banca corporativa estadounidense.

En China “la transición de los flujos financieros físicos a los digitales ha sido impresionante”, afirmó, y añadió que el 96% de las ventas de comercio electrónico de China se realizan sin la intervención de un banco. Aun así, la oportunidad para la fintech en Europa Occidental y EE.UU. parece ser enorme, si las nuevas compañías pueden aprovecharla. Y Citi menciona un “mercado potencial” de u$s 3200 millones sólo para los préstamos entre particulares en EE.UU.