829-547-0135 hola@ibanonline.com

Segunda parte)

imagen4

En esta segunda parte del artículo vamos a poner en una balanza los lados positivos y negativos de una tarjeta de crédito:

Las tarjetas de crédito proveen mejores facilidades de pago y rapidez.

  • Puedes realizar compras online y aprovechar las miles de ofertas que este mundo te brinda.
  • Tienes la seguridad de no llevar grandes cantidades de dinero en efectivo y puedes retirar en cajeros automáticos ante emergencias.
  • Además, al registrarte en ciertos lugares, al alquilar vehículos entre otras acciones, es probable que te pidan tarjeta de crédito.

Pero ojo, también debes saber que:

  • “Las tarjetas de crédito NO salen a comprar solas”, frase común del economista colombiano Juan Diego Gómez. “Las tarjetas de crédito no vienen con revólver incluido”, por ende, no son las responsables de nuestros problemas financieros. Los responsables somos nosotros y nuestro mal uso de las mismas.
  • Las tarjetas no son una paga o dinero extra. Es un dinero que se nos ha prestado y que debemos utilizar inteligentemente.
  • Constantemente debes revisar tu estado de cuenta, así siempre estás al tanto de tu crédito y detectas irregularidades.
  • Y por supuesto, has de estar pendiente a la ubicación de tu tarjeta, pues una pérdida significa un problema que deimagen2bes resolver de inmediato.Múltiples tarjetas de crédito:

    Esto es, para muchos expertos, el peor error que podemos cometer, sobre todo porque en muchas ocasiones no somos capaces de manejarnos con una sola tarjeta, luego tenemos tres y empiezan los malabares de pagar una con la otra.

    Y es que el problema no radica en la cantidad de tarjetas que tenemos, sino en la suma de cada línea de crédito que hay en ellas y que la misma vaya acorde a nuestra capacidad de pago.

    Es cierto que tener múltiples tarjetas puede ser útil, pues al tener varias líneas disfrutas de varias promociones y mayores opciones de pago a nivel nacional y e internacional, pero debemos ser sumamente bueno en el cuidado de nuestras finanzas y tener siempre en cuenta no intentar gastar nunca mas del 50% de nuestro crédito.

 ¿Debo dar el paso?

Para solicitar dichas tarjetas, las entidades piden una serie de requisitos tales como nuestro salario o personas que nos sirvan de garante (por si metemos la pata).

 La voz de los expertos es unánime al aconsejar el uso de una tarjeta de crédito, aunque sea para cantidades muy pequeñas de dinero que repongamos con rapidez, puesto que nos crea un historial crediticio y un enlace con entidades financieras que puede servirnos para grandes proyectos en el futuro, pero es primordial tener en cuenta que solo podremos ser capaces de disfrutar de las ventajas sin problemas, si nos apoderamos de nuestras finanzas y las guiamos con disciplina.