829-547-0135 hola@ibanonline.com

Tomemos un instante para reflexionar. Si posees ahorros es porque eres una persona de trabajo, disciplinada y logras que tus ingresos superen tus gastos. Aunque parezca poca cosa, te felicito porque menos del 30% de la población lo logra. Es un gran paso. Ahora hablemos del siguiente desafío, invertir lo ahorrado.

Cuáles son las trabas normales por la cual la gente no invierte sus ahorros.Compartiré unos puntos críticos, aprende  a manejarlos y da el próximo paso.

CONTROLA EL MIEDO

Como el ahorro lo lograste con el trabajo, por lo general con mucho esfuerzo y sacrificio, es normal tener miedo a perder lo que tanto costó.
 Sin embargo debes saber que esa sensación de miedo todo inversor lo siente, sea que se inviertan mucho o poco.
A los inversionistas el miedo los empuja hacia adelante, los lleva a la acción, a investigar sobre inversiones, buscar información y a empezar de a poco, en cambio a la población en general el miedo los paraliza.

Hay una creencia de que para invertir se necesita mucho dinero. Nada más errado que esto, se puede comenzar con menos dinero de lo que cuesta comprar un  plasma.

APRENDE

Como me dijo un cliente de 75 años. “El problema de los jóvenes es que no saben lo que se siente ser anciano”. La población busca la satisfacción inmediata, aunque sea con objetos que no necesita realmente. Prefieren vivir el día a día, mantenerse a la moda y para el futuro “Dios proveerá”. Lo que no se detienen a pensar que la vejez nos llegará a todos, la pregunta es: ¿En qué situación nos encontrará?

Pensar que lo sabemos todo.El famoso “si, sí, eso ya lo sé”. Sin embargo, como dicen los sabios, “No solo es importante lo conoces, sino lo que haces con ello”.

Conociendo estas trabas comunes, ¿cómo puedes empezar?

  • Sigue con tu disciplina de ahorrar.
  • Haz un plan.
  • Acércate a un profesional que te brinde confianza.
  • Determina tu perfil como inversor.
  • Empieza a invertir poco dinero, siéntete cómodo paso a paso, aprende los trámites, los términos usados, las fuentes de información, ve rompiendo los tabúes que tenias en cuanto a las inversiones.
  • Te darás cuenta que invertir es como todo, lleva un tiempo aprender, otro tiempo más practicarlo y luego es siempre lo mismo.

Te aseguro que bien vale el esfuerzo, el premio, dentro de unos años disfrutando de una vida tranquila, trabajando las horas que deseas, viajando, dándote gustos, teniendo el auto que más te gusta, en fin, la vida que siempre soñaste.

Consejo sano, entra en acción, el movimiento genera más movimiento. Irás aprendiendo en el camino.