829-547-0135 hola@ibanonline.com

Con apenas seis años, Snapchat se ha convertido en una de las aplicaciones más valiosas del mercado actual, con un coste aproximado de 22,000 millones de dólares, según informaron sus propietarios el jueves 16 del presente año al Wall Street Journal

Con altas y bajas, lo que comenzó como una simple idea de unos cuantos jóvenes en la universidad, se ha mantenido por tres años consecutivos en la lista de las aplicaciones más descargadas a nivel global, junto a Facebook, Instagram, Youtube, WhatsApp y Twitter, superando a este último en número de usuarios activos.

Este es el año en el que Snapchat por fin sale a la bolsa y deja de considerarse una startup “unicornio”, por lo que consideramos justo una echar un ojo al crecimiento de esta revolucionaria empresa.

Un poco de historia y conflictos

Evan Spiegel y Bobby Murphy

La historia de Snapchat  no es tan diferente como la de muchas otras empresas tecnológicas. Todo inició en la Universidad de élite de Stanford. Evan Spiegel era un joven rico hijo de abogados, nerd de la informática y bueno en los programas de diseño gráfico, que cursaba la carrera de Diseño de productos. Trabó amistad con Reginald (Reggie) Brown y decidieron unirse a la fraternidad Kappa Sigma, donde conocen a Bobby Murphy.

Murphy recluta a Spiegel para que le ayude con una red social que fue lanzada en el 2010, con el nombre de FutureFreshman, una página web para facilitar el proceso de solicitud de acceso a la universidad. La idea no acabó despegando bien y el proyecto cayó. Pero despertó algo entre ellos, una ambición en el mundo empresarial.

Supuestamente, en el penúltimo año de Spiegel en la universidad fue cuando surgió la idea de Snapchat  . “Me gustaría que las fotos que le estoy enviando a esta chica desaparecieran”, dijo Brown a Spiegel en abril de 2011. Su amigo inmediatamente se entusiasmó con el concepto de hacer desaparecer las fotos y le dijo a Brown que era “una idea de un millón de dólares”… (hoy vale miles de millones).

Así fue como los tres jóvenes empezaron a trabajar y lanzaron “Picaboo”, a finales del verano, pero al mismo tiempo, Brown, Spiegel y Murphy iniciaron una lucha por la propiedad que acabó con Spiegel colgando el teléfono y bloqueando a Brown de todas las cuentas de la startup. Spiegel y Murphy le cambiaron el nombre a la aplicación por Snapchat  en septiembre de 2011, su aniversario oficial.

El ascenso

Para la primavera de 2012, la aplicación contaba con poco más de 100 usuarios y para colmo los servidores aumentaron de precio. Spiegel y Murphy estaban pagando casi 5,000 dólares al mes para mantener la aplicación, y justo cuando estaban a punto de quedarse sin dinero, aparece Jeremy Liew de Lightspeed Venture Partners y les entregó a Spiegel su primer cheque.

Poco antes de terminar Stanford, Spiegel y su equipo se mudaron a Los Ángeles (cosa extraña, ya que la mayoría de las empresas tecnológicas se van a Silicon Valley). A finales de 2012, Snapchat  alcanzó un millón de usuarios activos diarios.

En febrero de 2013, Reggie Brown, el creador de la idea, demandó a Murphy, Spiegel y Snapchat por haberlo echado de la empresa. El juicio terminó años después con Snapchat dando 158 millones de dólares a favor de Reggie.

Viendo su gran crecimiento, Mark Zuckerberg, el director ejecutivo de Facebook, hizo una oferta por 3,000 millones de dólares, que Spiegel rechazó.

Y un mes después, luego de un hackeo que enfureció a mucha gente y la salida a la luz de correos sexistas y homofóbicos de Spiegel, Snap siguió creciendo, integrando los Snap Stories y luego la función de chat y el Live Stories. En julio de 2014, los inversores valoraban a la empresa en 10.000 millones de dólares en solo tres años.

Snapchat también empezó a aceptar contenidos externos. En enero de 2015, agregó la sección de Discover, que permitió a los editores publicar noticias y hacer chat directo. Y luego, encontró una forma de ganar dinero para alivio de sus inversores. Empezó a incluir anuncios en sus geofiltros, que fueron el principio, pues luego compró Looksery y Bitmoji.

Mientras que Snapchat despegaba, Spiegel y Murphy compraron Vergence Labs, el fabricante de las gafas inteligentes Epiphany Eyewear. En consencuencia, Snapchat cambió el nombre a  Snap Inc. El cambio de nombre también vino con un cambio de lema: Snap Inc era ahora “una empresa de cámaras”.

Creadores, fundadores, CEO de Snapchat

La gran salida
El 2 de febrero de 2017, Snap Inc. presentó los documentos para su salida a Bolsa, poniendo fin a la escasez de OPVs de empresas tecnológicas. Más de 158 millones de personas usan la aplicación a diario.

Eso podría parecer una cifra muy alta, pero Snap Inc. planea recaudar 3.000 millones de dólares con su salida a Bolsa.

“Cuando estábamos empezando, mucha gente no entendía lo que Snapchat  era y dijo que solo servía para sexting, aunque estábamos seguros de que la aplicación se utilizaba para mucho más”, escribió la compañía en su solicitud.