829-547-0135 hola@ibanonline.com

4

No tienes que esperar a que termine un año para hacer una evaluación de todas aquellas cosas que hiciste o que dejaste de hacer: quizás no bajaste los kilos de más, encontraste el amor de tu vida o cambiaste de trabajo. Quizás todo lo que te faltó fue disposición y un poco mas de actitud, en especial en la parte de empezar a ahorrar. Pues está bien,  es mas que todo una cuestión de actitud, programación y organización.

Ten dos cosas claras: El ahorro no es guardar lo que te sobra. Es guardar antes de que te falte.  Y segundo, los hábitos de ahorro no se tienen de la noche a la mañana. Los cambios no se hacen permanentes si los intentamos de “sopetón”. Al ahorrar poco a poco no solo vas formando el hábito, sino que logras una de las claves para el éxito financiero: CONSTANCIA.

Hoy  queremos compartir hoy contigo algunos otros métodos de empezar a crear estos hábitos de ahorro.

El reto de las 52 semanas

Seguro has esuchado algo sobre este método porque se volvió viral en las redes sociales. El método es muy simple, aunque no tan fácil de llevar  acabo porque cada vez exige un poquito más de nosotros. Lo primero es comprar una alcancía y lo segundo hacerte la idea de que vas a tener mucho autocontrol y disciplina.

Una vez hayas reunido esto, lo único que tienes que hacer es que, semana a semana, vas a ahorrar un monto determinado. El reto es válido para cualquier país y cualquier moneda… si eres de Colombia, por ejemplo,  la idea es que sean $1.000 la primera semana; la segunda serán $2.000; la tercera, $3.000 y así sucesivamente.

La estrategia es que lleve una especie de diario y una tabla como la que te sugerimos aquí, para que pueda llevar sus cálculos. Este reto le permitirá que al final de año usted tenga un ahorro de $1’378.000 (mucho, ¿no?). Ahora, llevar el diario le permitirá saber en qué puede hacer esos pequeños recortes en su día a día para lograr el reto y darse cuenta que está gastando demasiado dinero en cosas innecesarias.

En República Dominicana, por poner otro ejemplo… puedes comenzar con 25 pesos, 50 la siguiente semana y así. Si quieres exigirte mas,  puedes hacerlo con 100, 500 o hasta 2,000 pesos dominicanos.

El reto de los diez pesos:

Este reto tiene tres pasos:

  1. Consigue una alcancía.
  2. Desaste de todas las monedas de diez pesos por un año.
  3. Destapa en un año tu alcancía y cuenta los frutos de tu esfuerzo.

¿Suena un poco extraño o soso? El reto de los diez pesos, consiste en, literal, deshacerte de todas las monedas de 10 pesos que pasen por tus manos (o en este caso, equivalentes a la moneda según el país en que te encuentres). A una botella de 2.5 litros le caben cientos y cientos de monedas.

Puedes ponerle un nombre a tu alcancía y creer que cada moneda es la comida que consume. Puedes hacerlo de la forma mas creativa y fácil para ti.

Al elegir un reto del ahorro, debes tomar en cuenta que su meta sea realista. Esto es ahorrar lo que puedo, no lo que quiero. Porque, ciertamente, todos queremos tener 253 mil a final de año, pero esto va a depender de nuestros ingresos y de nuestros gastos fijos.

Sé que puedes salir adelante y aplicar uno de estos métodos. ¡Ánimo!