829-547-0135 hola@ibanonline.com
Una situación de la que todos somos víctimas.

 

imagen0¿Cuántas veces hemos comprado ese producto en una oferta que parecía una súper ganga  y no duró más de un mes?

Sí, todos hemos mordido ese anzuelo y por supuesto, aquello afecta directamente a nuestros gastos. Por eso es imposible hablar de finanzas y no tocar el tema de las compras, pues perdemos el dinero de la ocasión en que lo compramos barato y gastamos el dinero cuando adquirimos el artículo en mejor calidad, pero evidentemente, más caro.

Está en nuestra cultura regatear en los precios y buscar las alternativas mas baratas, y esto no es malo. Nuestra gran metida de pata surge cuando sabemos que las cosas están “mas baratas” de lo normal y nos parece excelente. Al igual que en los supermercados hay alguna razón para que surjan ofertas y los productos bajen a veces hasta el doble su precio (porque están cerca de su fecha de vencimiento), también hay algún motivo por el cual algo es demasiado barato: su calidad.

 Muchos productos se encuentran  en un precio mas baratos debido a que tienen materiales distintos a los tradicionales cuya resistencia y duración es también menor, en pocas palabras: mala calidad.

Así que, a la hora de comprar algunas cosas, vamos a tomar la siguiente lista de cosas en cuenta, ayudará tanto a elegir con mejor calidad, como a cuidar nuestro dinero.

  • Al adquirir servicios en un lugar muy barato, puede resultar que el personal no esté tan especializado o que el sitio no cumpla con las leyes de seguridad. Por ejemplo, ir a un dentista o a un cirujano demasiado barato donde no se apliquen medidas de control de infecciones y se usen materiales de mala calidad. Sobra explicar lo que nos puede pasar.

Al comprar productos tecnológicos y electrodomésticos, debemos tomar en cuenta que simplemente no son aparatos que se encuentran tan económicos como se quisiera. Analicemos bien para qué lo necesitamos, cuál necesitamos y si no podemos esperar un poco hasta tener el dinero necesario para comprar uno nuevo porque los productos nuevos vienen respaldados con garantía, así que la empresa ha de responder ante problemas.

imagen2

  • La ropa y el calzado es un asunto en el que cualquiera puede notar la calidad a simple vista, primero por el material en qué está hecha o por el lugar de comprarla. Cuando compramos cosas de telas que no son muy resistentes y de de costuras mal hechas, las consecuencias de comprar ropa barata le pasarán factura cada pocos meses. Así que es mejor comprar esos tenis mas caros, que unos mas baratos en cualquier lugar por ahorrar dinero, pero que en poco tiempo están irrepresentables o se dañan.

Al arreglar el vehículo o productos tecnológicos, es mejor hacerlo de un profesional que de algún lugar que preste servicios muy baratos pero con un personal que nadie sabe de dónde aprendió. Con esto no decimos que los sitios económicos no puedan servirnos de ayuda, pero a veces el sacrificio lo vale. Imagina que lleves tu auto a arreglar a un lugar de “procedencia sospechosa” sin gente especializada y luego este se dañe de nuevo en medio de la calle… así que tendrás que pagar por grúa, por tu transporte y por otro taller. ¿No te sale mucho mas caro?

OJO, no todo lo costoso ha de ser siempre de buena calidad y no todas las cosas económicas van a quedarnos mal. Por eso, a la hora de comprar, es importante que analicemos el precio, quién nos vende y con qué materiales están hecho los productos.

Hoy en día tenemos la oportunidad de contactar con las empresas y aclarar nuestras dudas o sentirnos libre de buscar reseñas, artículos de opinión y blogs en internet con información de cada cosa que deseemos comprar.

Si gastarás dinero, hazlo inteligentemente.

imagen1