829-547-0135 hola@ibanonline.com

3

Un despido representa, para muchos, la pérdida de su fuente principal de ingresos (o de la única). Este puede entrar por la puerta de nuestra vida por muchas razones, desde problemas financieros de la empresa, cambios en las necesidades de la misma, hasta un bajo rendimiento de parte nuestra.

Recibir esa noticia (sin esperarlo o desearlo) es como un balde de agua helada. Muchas empresas suelen avisar los despidos con anticipación para que la persona pueda ir planificándose, mientras que otras lo hacen de repente, por motivos como evitar que el empleado enojado vaya a tomar información condifencial de la empresa o porque desconocían la situación en la que estaban y debieron tomar medidas de emergencia.

¿Qué hacer en caso de te despidan?

  • Comportate como profesional y mantén la calma:

Lo primero que debemos hacer es comportarnos siempre como profesionales e incluso agradecer a la empresa el buen trato que nos están dando en todo momento, inclusive durante la salida. Y si no es un buen trato, mantén la calma y  sigue portándote como un profesional, recuerda que en algunos sitios querrán llamar a tu trabajo anterior para pedir referencias de ti.

  • Informa a los demás sobre tu situación:

He conocido casos de personas que se avergüenzan de decirle a su familia o su pareja sobre su despido. Esto es un grave error, pues ellos no tomarán en cuenta que ahora debes gastar menos.

  • Organiza tus prioridades:

Debes aceptar tu realidad y ponerte manos a la obra. No sabes por cuánto tiempo no seguirás recibiendo el ingreso mensual que tenías, así que si planeabas irte de vacaciones, comprar un auto nuevo o alquilar un nuevo apartamento, eso tendrá que esperar. Tu liquidación NO es un bono. Es lo que tienes para planificarte y pagar tus compromisos hasta que tengas otro empleo.

  • Sigue pagando tus compromisos y seguros:

Muchas personas, al dejar de trabajar, deciden dejar de pagar sus cuentas y retirar los seguros. ¡No lo hagas! Dejar de pagar tus compromisos significa empezar a crear una bola de intereses y cargos por mora que se nos hará difícil pagar. Además, si nos pasa algo, vamos a necesitar nuestros seguros. Todos los tipos de accidentes pueden salir increíblemente caros si no tenemos un respaldo del seguro.

  • Elabora una estrategia de búsqueda de empleo:

Actualiza tu currículum, pero no empieces a envíar correos, hacer llamadas y pedir favores. Esto solo demuestra desesperación. Elabora una lista de los sitios a los que puedes envíar tu CV, de los que están a la altura de tu experiencia y envíalos con tranquilidad, sin perder la calma.

  • Gasta tu dinero con inteligencia:

Llevar un diario con los cálculos del dinero disponible y tus gastos, es lo que te ayudará a administrarte de la manera correcta.

Puedes sobrevivir mas de lo que crees con tu liquidación y tus ahorros si sabes usar tu dinero con disciplina y conciencia.  Esperamos que no te toque esta situación, pero en caso de lo que hagas, ¡recíbela como todo un profesional!