829-547-0135 hola@ibanonline.com

Los gastos anónimos

¿Sabes que son los gastos anónimos? Son aquellos gastos rápidos, que no registramos, que olvidamos con facilidad o que no pensamos que son importantes porque quizás individualmente no luzcan como una cantidad relevante de dinero… pero al final, cuando sacas cuentas y estás mas corto de lo que creías, sientes el peso de cada moneda “que no pareció importante”.

Conocí un señor extranjero que se mudó al país hace poco mas de cuatro años… pero para mudarse, empezó a ahorrar cinco años antes, pues sabía el estilo de vida que quería tener cuando viviera aquí. A mí me sorprendió enterarme de tal acto de constancia y manejo de sus finanzas, pues fue tanto, que en cuanto vino pudo valerse por dos años con todo lo que había ahorrado… y por valerse me refiero a la compra de un increíble apartamento en una buena zona, un auto nuevo, vacaciones a hoteles, fiestas, compras por internet, la manutención de su hija y todo lo que pudiera necesitar.

Sin embargo, el apreciado amigo se llenó de gastos efímeros (rápidos)… cuando acertaba a revisar sus estados de cuenta, el dinero disminuía en cantidades relevantes y ni siquiera podía recordar en qué lo gastaba. Admite haber sido el hombre mas feliz durante esos dos años, haberse dado el lujo de cualquier pizza o sombrero que se le antojara en el momento; pero lo que pudo haberse convertido en una inversión interesante, se evaporó y lo llevó a buscar empleo en una situación en la que por donde mirase, estaba ajustadísimo de dinero.

Por eso, educarse financieramente es sumamente importante. Aprender sobre los impuestos que pagamos por nuestras compras, a revisar con constancia nuestros estados financieros, las transferencias que podemos hacer en línea para evitar gastar transporte y tiempo, cuáles son las entidades financieras mas convenientes; entre otras cosas, debe algo normal y prioritario en nuestra vida, pues al final, el dinero siempre será un medio para suplir nuestras necesidades y cumplir determinadas metas y tenemos que convertirlo en nuestro amigo, no en la causa de problemas.

Para iniciar a comprender nuestro dinero y cómo controlarlo, es imprescindible saber que nuestros gastos del día a día son los que hacen una verdadera diferencia en el estado de nuestras finanzas. Todos sabemos que  comprar alimentos y prepararlos en casa es mucho mas barato que comer fuera todos los días, sin embargo, seguimos prefiriendo el plato del día. ¿Tenemos la idea de la gran cantidad de dinero que estamos gastando innecesariamente al año?

Para evitar estos gastos innecesarios, hay muchos métodos que controlan nuestras finanzas diarias, desde el ahorro de la comida hasta el apunte de todo lo que tenemos disponible y gastamos; Por ejemplo, hay un método utilizado por los japoneses hace cientos de años y se llama “Kakeibo”, un cuadernillo especial de finanzas para el hogar y personales.

imagen0

El Kakeibo es algo que puedes hacer por ti mismo en una libreta, siguiendo estos tres pasos: definición del mes, control de gastos y análisis de resultados. En el control de mes, apuntamos todos los ingresos y gastos fijos de cada mes; en el control de gastos apuntamos (preferiblemente cada noche y con calma) todos nuestros gastos diarios. Y por último, en el análisis de resultados, podemos saber si hemos administrado correctamente nuestro dinero y detectar malos comportamientos.

Te invito a seguir leyendo la segunda parte de este artículo, dónde encontrarás otros métodos de control de finanzas y un sencillo plan para iniciar ya.