829-547-0135 hola@ibanonline.com

Sin darnos cuenta ya estamos de nuevo pisando los talones de las últimas festividades del año. Navidad está muy cerca. Ésta es una época increíblemente especial y no lo decimos únicamente por el significado que tiene para muchos, si no también por los planes, ingresos y gastos que surgen; puede ser que pases momentos especiales que luego te dejen con deudas y dolor de cabeza o que quizás, por una mala administración, tampoco puedas llevar a cabo tus planes.

Para que en esta época puedas gastar menos de lo necesario, pasarla bien y llevar a cabo con efectividad tus actividades, te brindamos algunos consejos muy útiles:

Haz un presupuesto de lo que tienes y puedes gastar:

El secreto para empezar a trifundar en las finanzas personales es ser organizado y controlar gastos e ingresos, pero eso ya lo sabes ¿verdad? Así que saca tu calculadora, analiza cuánto dinero tendrás para gastar y en qué debes gastarlo. Si divides tu lista y haces un presupuesto para cada cosa, será mas fácil, por ejemplo, lo que te permitirás gastar en ropa, en cena y en viajes.  Y recuerda (incluyo ataque de tos), este mes no es una excusa para gastar cada centavo que hayas ahorrado o para olvidar tus planes de ahorro.

No dejes las compras para último momento:

El problema con las compras y los regalos es que a veces vamos aplazándolo y al final, cuando no tenemos tiempo, las tiendas están llenas de gente, nos engañan las ofertas, nuestra mente está bajo presión y la prisa nos impulsa  a comprar lo primero que vemos.  Así que haz tu lista de lo que piensas cocinar y necesitas para ello y no atrases la compra para el mismo día de la cena.

Además, si tu país tiene la tradición de dar regalos, elabora tu lista con tiempo. Hazte aliado de esta frase: “bueno, bonito y barato”. Rastrea también la web: hay una gran variedad de ofertas y el comercio en línea es cada vez más eficiente y seguro.

La decoración:

No te gastes demasiado dinero en luces que quizás solo te duren este año. Recicla. Saca los adornos viejo y mezclalos con algo nuevo. A la mayoría nos vuelven locos las luces y el arbolito, pero recuerda las prioridades.

Pide lo que necesitas:

Si la gente te pregunta qué quieres de regalo, recuerda que no está mal una que otra vez ser específicos (claro, no te vayas a pasar de la raya y a pedir algo muy costoso). Pero si necesitas nuevas tazas, una alfombra o un nuevo par de zapatos y tienes la confianza, no está mal decirlo. ¡Que no te dé apuro! para muchas personas es difícil pensar en un regalo, y les tranquilizará saber que lo que te darán realmente lo quieres y te será útil.

Organiza comidas y cenas de “yo traje”

Si quieres invitar personas a tu casa, no hay que gastar una fortuna ni cocinar durante dos días. Puedes hacer una comida o cena de “yo traje”, en la cual cada uno aporta algo: “yo traje el vino”, “yo traje la ensalada”, “yo traje refresco y el otro postre”… es una forma perfecta de pasar un rato en compañía de los tuyos sin grandes complicaciones ni gastos.

Busca viajes y planes baratos

Si quieres salir de casa, recuerda que no siempre hay que salir del país. ¿Conoces cada pueblo interesante de tu país? ¡Te aseguro que hay mucho por visitar! Y quieres moverte de nación, pues pasa un rato buscando planes y ofertas baratas. Sí, puede tomarte un buen tiempo, ¡pero te aseguro que lo vale!

No permitas que las fiestas te dejen pasar un mal rato, al final todo se trata de pasarla bien con la familia y crear buenos recuerdos. Con una buena administración, no hay nada que no puedas lograr. ¡Adelante!