829-547-0135 hola@ibanonline.com

(parte 2)

En el artículo anterior iniciamos ciertos tips sobre la importancia de educar a nuestros hijos financieramente, pues cuanto antes aprendan a ser responsables con su dinero, más fácil será su vida. Las técnicas anteriores fueron: dar un buen ejemplo, hablar con nuestros hijos sobre dinero y por supuesto, pagarles para que puedan aprender a administrar su propio dinero. Recuerda que el dinero que pagas no debe suponer un gasto mas para ti, si no, la libertad de comprar por sí mismos cosas que antes hacías tu. Aquí continuamos con las últimas técnicas que nos guiarán en este proceso:

  • Fomenta el ahorro: Ahora que saben el valor del dinero y que hay cosas mas importantes que otra a la hora de gastar, debemos enseñarles a ahorrar. Pero si a nosotros mismos nos parece muy pesado o se nos dificulta dar el paso, imagina cómo ha de ser el proceso para un niño, así que es importante que esta primera experiencia sea muy positiva para el. Una técnica para inducirlos al ahorro es esperar que se encaprichen con algo, que deseen fuertemente alguna cosa y decirles que pueden comprarlo con su propio dinero pero vamos a ayudarlos. Podemos buscar una foto de aquello que quieren para que pueda incentivarlos, hacer que su alcancía sea transparente para que puedan ver cómo crece su esfuerzo y darle una que otra vez un poquito de dinero de más con el objetivo de que lo echen directamente en su alcancía.

Podemos estar totalmente seguro que cuando puedan comprar aquello que desean con su esfuerzo, les estaremos brindando una de las mejores experiencias en su vida y habremos inculcado en ellos algo que durará para siempre.

  • Consumidores inteligentes: Los niños e inclusos los jóvenes son incapaces de distinguir la promoción basura. Así que veamos televisión con ellos, anuncios en internet o promociones en la calle; vamos a documentarnos primero sobre qué es la publicidad y cuál es su objetivo y enseñémosle como la misma juega con nosotros y solo dicen las cualidades positivas de algo.

 

  •  Los adolescentes necesitan las mismas técnicas que los niños pequeños, pero podemos motivarlos con cosas mucho mas interesantes, como un viaje, su primer auto, un computador, etc. Incluso, es importante que seamos nosotros quienes induzcamos a nuestros hijos a crear sus primeras cuentas bancarias de ahorro y puedan disponer de sus propios retiros.

La paternidad es quizá la responsabilidad más grande que existe. La educación que proporcionamos a nuestros hijos determina qué tipo de personas serán de mayores. Los padres responsables preparan a sus hijos para que sean adultos productivos e independientes, con confianza en sí mismos, respeto a los demás y con la oportunidad de alcanzar sus sueños.

Cuando enseñas a tus hijos (o a los mas pequeños de la casa) sobre educación financiera, los libramos de convertirse en jóvenes materialistas que salen de la universidad con el único objetivo de hacer dinero sin importar qué. Crearemos jóvenes que se esfuercen por trabajar y dar lo mejor de sí capaces de reclamar de manera justa ganancias por ello, pues verán el dinero como algo normal, como un medio para los verdaderos objetivos de la vida.